0comments

XX Congreso Nacional de Oftalmología

Contenido restringido. Por favor ingrese con su usuario y contraseña.

0comments

OftalmoARTE

Contenido restringido. Por favor ingrese con su usuario y contraseña.

0comments

Lentes intraoculares

Un lente intraocular (LIO) es un pequeño lente artificial para el ojo.  Reemplaza el cristalino natural del ojo que es removido en la cirugía de catarata.

El cristalino refracta (transmite) la luz que entra al ojo, permitiendo la visión. El cristalino debe ser transparente. Pero si uno tiene una catarata, el cristalino se torna opaco. Se perciben borrosas las imágenes, distorsionadas y menos coloridas. La cirugía de catarata remueve el cristalino opaco y lo reemplaza con un lente intraocular para mejorar la visión.

Los LIOs vienen en diferentes poderes de foco, así como los anteojos y los lentes de contacto. Su oftalmólogo medirá la longitud de su ojo y la curvatura de su cornea para obtener el poder de foco del LIO.

¿De qué están hechos los LIO´s?

La mayoría de los LIO’s están hechos de acrílico o de silicón. Están recubiertos con un material especial para proteger los ojos de los rayos UV del sol.

LIO’s Monofocales

Son el tipo de lentes mas comúnmente usados e la cirugía de catarata. Solamente tienen una distancia de foco. Se utilizan para enfocar ya sea de cerca, intermedio o lejos. La mayoría de las veces se establecen para visión lejana. Luego se utilizan anteojos para lectura o actividades de vista cercana.

Algunos LIO’s tienen diferentes poderes de enfoque dentro del mismo LIO. Se les conoce como lentes multifocales y lentes acomodativos. Estos lentes reducen la dependencia de anteojos dando una buena visión a diferentes distancias.

LIO’s Multifocales

Estos LIO’s permiten tanto una buena visión tanto a la distancia como de cerca al mismo tiempo. El lente presenta difenentes zonas con diferentes poderes de foco. Está diseñado de tal manera que el cerebro se acostumbre a seleccionar el foco adecuado automáticamente.

LIO’s Acomodativos

Estos lentes en teoría se mueven o cambian de forma dentro del ojo, permitiendo enfocar a diferentes distancias.

LIO’s Tóricos

Para las personas con astigmatismo existe un LIO llamado lente tórico.  El astigmatismo es un error refractivo causado por una cornea con curvaturas desiguales en la cornea o el cristalino. El lente tórico es diseñado para corregir ese error refractivo.

Cuando se está planeando someterse a una cirugía de catarata, es importante discutir con su oftalmólogo acerca de las necesidades visuales y las expectativas.

0comments

Hordeolum (Orzuelo)

Comúnmente llamado orzuelo es una infección en el parpado que se manifiesta como un nodulo pequeno, rojo y doloroso que crece en la base de las pestañas o en la parte de adentro del parpado. La mayoría de hordeolum son causados por infecciones bacterianas.

Hay dos tipos

  • Hordeolum externo: Empieza en la base de las pestañas. Es infección de un folículo piloso y se ve como una espinilla.
  • Hordeolum interno: Dentro del párpado. Es producto de infección de glandula de meibomio.

Algunas personas que tiene hordeolum a repetición padecen de una condición que se llama blefaritis. En esta condición se inflama el margen del párpado y se ve rojo e inflamado la base de las pestañas.

Síntomas

Un nódulo doloroso en el margen del párpado en la base de las pestañas. En ocasiones la inflamación puede abarcar todo el párpado. Se puede observar punto blanco o pus en el centro del nódulo. Si es grande puede causar sensación de cuerpo extraño. También lagrimeo y secreción.

Personas con diabetes, blefaritis, rosácea y dermatitis seborreica tienen más riesgo de padecer de hordeolum.

Tratamiento

Compresas calientes: Utilizando  paños limpios con agua caliente colocar en el párpado por 10 a 15 minutos. Esto ayuda a que la glandula se abra y drene el material purulento. También puede ayudar masajes suabves alrededor del área.

Antibióticos: Su oftalmólogo recetará antibiótico en ungüento o en gotas.

Esteroides: Si el hordeolum está muy inflamado, su oftalmólogo le recetará corticoesteroides en gotas o lo inyectará en el área.

Cirugía para drenar: Puede ser que su oftalmólogo decida drenar el hordeolum mediante cirugía. Esta es una cirugía sencilla que se realiza con anestesia local. Cuando se decide hacer drenaje es recomendable que se realice biopsia del tejido.  Esto ayuda a confirmar el diagnóstico y descartar que haya un problema más serio.

No trate de estripar el hordeolum. Esto haría que la infección se extienda en su párpado. No se ponga maquillaje ni use sus lentes de contacto mientras tenga el hordeolum.

0comments

Vítreo

Sustancia gelatinosa transparente que llena la parte media del ojo. Se llama humor vítreo.

0comments

Uveitis

Cuando vemos un ojo rojo, ya sea en niños o en adultos, usualmente lo primero que pensamos es en “conjuntivitis”, sin embargo un ojo rojo puede ser signo de otra patología más seria y complicada llamada “uveitis” que amerita un pronto diagnóstico y tratamiento para evitar complicaciones que lleven a la pérdida de visión. Muy frecuentemente, la historia es de un paciente con ojo rojo a quien le diagnostican conjuntivitis y le recetan antibióticos en gotas o crema (gentamicina por ejemplo) y sus síntomas no mejoran, si no que más bien empeoran o agrega otros síntomas (visión borrosa, dolor ocular, sensibilidad a la luz) por lo que consulta de nuevo y es referido al oftalmólogo quien diagnostica uveitis.

El término “uveitis” significa inflamación intraocular. Uveitis no es una sola enfermedad si no un grupo de enfermedades oculares y/o sistémicas que provocan inflamación en los ojos. Idealmente, debe ser manejada por un especialista en uveitis (una subespecialidad de oftalmología) pues debe tratarse temprana y adecuadamente para evitar serias complicaciones oculares y pérdida de visión (ceguera). Un mismo tipo de uveitis varía en evolución y respuesta al tratamiento de paciente en paciente por lo que el tratamiento es individualizado.

¿Cuán tan frecuente es la uveitis?

Uveitis es la quinta causa de ceguera en Estados Unidos. Sin embargo, en algunos países todavía ocupa el tercer lugar. La prevalencia de uveitis en Estados Unidos es de 1% de la población. Se calcula que 1-3 de cada 1000 personas tiene uveitis. En este país hay 38000 casos nuevos al año. Uveitis afecta principalmente a edades del grupo trabajador de la sociedad, es decir de 20 a 50 años. De un 5 a un 10% de los casos de uveitis ocurren en niños menores de 16 años. En este último grupo la uveitis tiende a ser de más difícil tratamiento y más severa que en los adultos.

Clasificación de uveitis

La uvea representa la capa pigmentada y vascular del ojo y consiste de tres partes: iris, cuerpo ciliar y coroides. Así, la uveitis es la inflamación de cualquiera de estas capas, una sola o varias a la vez. Se clasifica de acuerdo a la estructura anatómica que se afecta, a la duración y si afecta uno o dos ojos en:

De acuerdo en estructura anatómica:

1.Uveitis anterior: Afecta el iris y/o cuerpo ciliar anterior (parte adelante del ojo)

2.Uveitis intermedia: Afecta cuerpo ciliar posterior (parte intermedia del ojo)

3.Uveitis posterior: Afecta coroides y/o retina (parte de atrás del ojo)

4.Panuveitis: Afecta todas las capas: iris, cuerpo ciliar y coroides

De acuerdo a la duración:

1.Agudo: la inflamación resuelve rápidamente (usualmente menos de un mes).

2.Crónica: luego de suspender el tratamiento rápidamente se activa (en menos de 3 meses sin tratamiento). Esta última requiere tratamiento más prolongado y con medicamentos especiales.

De acuerdo al ojo que se afecte:

1.Unilateral: solo un ojo

2.Bilateral: dos ojos

¿Cuales son los síntomas de uveitis?

Los síntomas, causas y tratamiento son diferentes dependiendo del tipo de uveitis. Es importante, una vez que se diagnostica, que el oftalmólogo clasifique la uveitis para que explique al paciente las causas, tratamiento y pronóstico.

Los síntomas varían de acuerdo al tipo de uveitis e incluyen: ojo rojo, dolor ocular, sensibilidad a la luz (fotofobia), visión borrosa y flotadores. Pueden estar presentes uno o todos los síntomas dependiendo del tipo(tabla 1.)

 

Tabla 1. Clasificación de uveitis de acuerdo al sitio anatómico afectado y síntomas asociados.

 

Más frecuente Menos frecuente
Uveitis anterior Triada: Ojo rojo+dolor ocular+sensibilidad a la luz* Visión borrosa
Uveitis intermedia Flotadores, visión borrosa Ojo rojo, dolor, sensibilidad a la luz
Uveitis posterior Visión borrosa, flotadores Ojo rojo, dolor, sensibilidad a la luz
Panuveitis Triada,flotadores, visión borrosa

* Triada significa que se dan los tres síntomas a la vez

 

Causas de uveitis

Hay muchas causas sin embargo de 10 pacientes con uveitis: 5 tendrán un diagnóstico específico y 5 nunca se encontrará la causa específica de la inflamación (lo que se denomina idiopático). El oftalmólogo que diagnostique uveitis debe definir si es infecciosa o autoinmune y así enviar exámenes de sangre para aclarar el diagnóstico. Es importante encontrar la causa específica de la uveitis, pero más importante es un adecuado tratamiento pues de este último depende que la uveitis se inactive (se cure). Un tratamiento inadecuado  hace que la uveitis se vuelva crónica y esto lleva a complicaciones oculares que pueden causar ceguera.

Las causas son:

1.Autoinmune:

  • Ocular (inflamación solo en ojos)
  • Sistémico (inflamación en ojos y otra parte del cuerpo ej. enfermedades reumatológicas como artritis reumatoidea, lupus y otros)

2.Infección: toxoplasmosis, sífilis, tuberculosis, herpes, citomegalovirus, toxocariasis y otros.

3.Trauma o cirugía
4.Idiopática: no se encuentra causa específica

Diagnóstico

El diagnóstico se hace con base en un examen oftalmológico que incluya:

  • Examen con lámpara de hendidura y fondo de ojo (bajo dilatación)
  • Exámenes de sangre que se indican de acuerdo al primer punto
  • Otros exámenes oculares específicos y dirigidos de acuerdo al caso:
  • angiografía, OCT, ultrasonido ocular

Complicaciones y tratamiento de uveitis

Idealmente, es preferible que el paciente con uveitis sea valorado y tratado por un oftalmólogo especialista en uveitis. La uveitis debe ser tratada de forma temprana y adecuada para evitar daño ocular. Las complicaciones que pueden ocurrir en el ojo por uveitis son: catarata, sinequias (adherencia de tejidos), hipertensión ocular, glaucoma, edema macular, opacidad vítrea, pérdida del campo visual, cicatrices en la retina/coroides, neovascularización, etc.  Todas estas complicaciones pueden llevar a pérdida de visión hasta ceguera.

El tratamiento depende de la clasificación y el comportamiento de la uveitis (severidad,  causa específica, si es aguda o crónica, si es infecciosa o no infecciosa). Por lo general, la primera línea de tratamiento en la uveitis no infecciosa es corticoesteroides tópicos (gotas) y/o orales (ej.prednisona). Si la uveitis es crónica o aún utilizando corticoesteroides sigue activa se debe recurrir a la segunda línea de tratamiento que consiste en medicamentos inmunosupresores (ej. metrotexate, ciclosporina y otros). La uveitis infecciosa se trata con medicamentos específicos que atacan el microorganismo que está causando el cuadro.

Si usted tiene el diagnóstico de uveitis o cree tener síntomas de uveitis debe consultar de inmediato al oftalmólogo.

0comments

Uvea

Es la capa del medio del ojo. Se compone de tres estructuras: iris, cuerpo ciliar y coroides. Tiene vasos sanguíneos. Cuando se inflama produce la uveitis.

0comments

Trasplante de córnea

La córnea es la ventana transparente que está enfrente del ojo. Esta ayuda a enfocar los rayos de luz en la retina. La córnea está compuesta de varias capas de células. Estas capas trabajan en conjunto para proteger su ojo y proveer una visión clara.

Si la córnea no se encuentra transparente por diferentes condiciones, y no se puede reparar, su oftalmólogo puede recomendarle un trasplante de la córnea.

Un donador humano es alguien que escoge donar sus córneas después de su muerte. Todas las córneas son seleccionadas cuidadosamente y estudiadas para asegurarse que sea sana y segura para la persona que la recibe.

Existen diferentes tipos de trasplantes corneales. En algunos casos solo las capas del frente y medias de la córnea se reemplazan, en otros solo la capa más interna es removida y en algunos casos se necesita la córnea entera.

Entre las causas que podría requerir un trasplante de córnea están:

  • Queratocono
  • Distrofia endotelial de Fuchs (las células de la capa interna de la córnea no trabajan eficientemente)
  • Infecciones oculares o trauma que generan cicatrices
  • Cirugías corneales previas u otras que dañan la córnea.

Dentro de los posibles problemas que podrían generar un trasplante de córnea está el rechazo. Este se puede presentar en 3 de cada 10 personas que se someten a un trasplante de córnea. Los signos de alarma que podría presentar un rechazo están:

  • Dolor ocular
  • Mucha sensibilidad a la luz
  • Enrojecimiento del ojo
  • Visión nublada

Si se presenta estos síntomas usted debe comunicarse con su oftalmólogo a la brevedad posible, ya que el rechazo se puede detener con medicamentos adecuados.

0comments

Retina

Capa de células nerviosas que se localiza en la parte de atrás y adentro del ojo. Esta capa capta la luz y envía señales al cerebro para que este ultimo interprete las imágenes recibidas por el ojo.

0comments

Queratocono

La córnea es el lente transparente (ventana) que está delante del ojo. El Queratocono es como su nombre lo indica, que este lente se encurva como la forma de un cono. El cambio en la forma de la córnea hace que los rayos de luz que entran al ojo lleguen en diferentes focos haciendo que la visión se distorsione y se vuelva borrosa.Todavía no se conoce exactamente la causa del Queratocono. En algunos casos al parecer tiene influencia genética. Cerca de 1 de cada 10 personas con Queratocono tiene un familiar que lo ha padece también.

A menudo se puede presentar en la pubertad hasta antes de los 20 años. Los síntomas visuales empiezan con una disminución de la visión paulatina entre los 10 a los 20 años.

El Queratocono a menudo afecta ambos ojos, y puede llevar a una visión muy diferente entre ambos ojos, debido a que su desarrollo es asimétrico entre ambas córneas. Los síntomas pueden variar entre ambos ojos, y pueden cambiar en el tiempo.

En un estadío temprano, los síntomas pueden incluir:

  • Visión borrosa leve
  • Las líneas rectas se ven como encurvadas
  • Enrojecimiento o edema de los párpados por alergias

En un estadío más avanzado, se puede presentar:

  • Más visión distorsionada y borrosa
  • Aumento de la miopía y el astigmatismo (Se necesita cambiar lentes a menudo)
  • No se puede adaptar adecuadamente lentes de contacto y no son confortables.

Aunque el Queratocono usualmente toma años de pasar de un estadio temprano a uno avanzado, para algunas personas puede empeorar rápidamente. La córnea puede abultarse de tal forma que se puede generar cicatriz. Con esta cicatriz se pierde la forma de la córnea y el lente pierde transparencia, dando una pérdida de visión.

El Queratocono se puede ser detectado en un examen de rutina por parte del oftalmólogo, donde este puede no solo ver el tejido sino también valorarlo con exámenes especiales computadorizados que nos muestra la condición de la superficie de la córnea.

El tratamiento del Queratocono depende de los síntomas de la persona. Cuando los síntomas son leves, la visión puede ser corregida con gafas. Posteriormente puede requerirse el uso de lentes de contacto especiales que ayudan a mantener la visión en el foco correcto.

Existen otras formas en que se puede tratar el Queratocono, y dependerá de los síntomas y el estadio del mismo entre ellos están:

  • Anillos Intracorneales: Este es un pequeño dispositivo en forma de semiarco, encurvado que el oftalmólogo coloca en al cornea para ayudar a bajar el encurvamiento de la córnea por el queratocono y con esto mejorar la visión.
  • Crosslinking: Se usa una luz ultravioleta especial, con unas gotas especiales que fortalecen la córnea, para aplanar y fortalecer la córnea, evitando progresión de la enfermedad.
  • Trasplante de córnea: Cuando los síntomas son severos, el oftalmólogo puede sugerir el cambio del tejido corneal por uno nuevo sano donado. La córnea puede ser reemplazada solo una parte o dependiendo del caso se debe trasplantar todo el tejido.

Ante todo, ¡no se debe rascar sus ojos!

El rascado de los ojos pueden hacer que los síntomas se empeoren.

Si a usted le pican mucho los ojos es mejor consultar con el Oftalmólogo para que le controle sus alergias, y así evitar el rascado del ojo.